Chanchullo

¿Sabías por qué llamamos CHANCHULLO al manejo ilícito para conseguir un fin, y especialmente para lucrarse?

Se trata de un término muy utilizado en la actualidad para describir los negocios turbios, pero viene de antiguo, ya que está recogido en la 12ª edición del DRAE de 1884.

La figura del pícaro, un personaje de baja condición, astuto, ingenioso y de mal vivir, protagonista de un género literario surgido en España en el siglo XVI, nos irá muy bien por la semejanza en su proceder con el chanchullero, es decir, ese sujeto listo, espabilado, tramposo y desvergonzado que hace chanchullos.

El término proviene de chancha, un vocablo en desuso que significa ‘embuste, mentira, engaño’, muy acorde con su proceder, esto es, conseguir de forma poco clara, un beneficio sobre un asunto en perjuicio de otros. Y éste a su vez proviene de chanza, un ‘hecho burlesco para recrear el ánimo o ejercitar el ingenio’, en este caso con el fin del engaño. No en vano hablar alguien en chanza es una locución que significa ‘hablar aparentando sinceridad cuando realmente no habla de veras’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés