Singulares inherentes

Los singulares inherentes —también llamados singularia tantum, ‘solo singulares’—son aquellos que presentan una morfología singular. Sin forma en plural o con un empleo muy escaso de la misma.

Algunos de estos plurales son: adolescencia, adrenalina, arrogancia, baloncesto, bilirrubina, canícula, caos, caridad, cariz, cenit, ciclismo, constitucionalidad, este, estiércol, fe, fénix, fútbol, geodesia, gimnasia, gravedad, grima, importancia, infancia, internet, karate, latín, legalidad, leña, lujuria, madurez, mansalva, mercurio, metástasis, motociclismo, nadir, natación, norte, occidente, oeste, oriente, perejil, pereza, Pilsen, pómez, poniente, química, relax, rigor, romanticismo, salud, sed, semen, sur, tapioca, tez, tino, tranquilidad, trigo, vejez, vigor, zodiaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés