En casa del herrero, cuchillo de palo

En casa del herrero, cuchillo de palo es un refrán que nos advierte que allí donde debería haber una cosa determinada más fácilmente, por oficio o por situación, suele haber falta de ella. Suele utilizarse para hacer patente el disgusto que ello nos supone.

Se aplica a cualquier persona que carece de algo que no debería faltarle por su profesión o estado, no sin cierto tono de reproche por su desidia o negligencia.

Existen otras variedades con el mismo significado: En casa del herrero, el peor apero; En casa del herrero, cuchillo mangorrero; En casa del herrero, asador de palo; En casa del herrero, badil de madero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*