Dorar la píldora

¿Sabías por qué DORAR LA PÍLDORA es suavizar una mala noticia?

La expresión se utiliza cuando se intenta suavizar la comunicación de una mala noticia haciéndola más agradable para la persona que la recibe, minimizándola o quitándole importancia.

El término píldora designa a una bola pequeña que se hace mezclando un medicamento con un excipiente adecuado para ser administrado por vía oral. Y ocurre que estas bolitas medicinales —por lo general purgantes— tenían antaño un sabor amargo.

Para facilitar su administración los boticarios las bañaban en yema de huevo azucarada, lo que las dotaba de una tonalidad dorada.

La mayor facilidad para pasar un trago amargo pronto tuvo un sentido figurado como el comentado con anterioridad.

La expresión está íntimamente ligada a algunos refranes: Si la píldora no fuera amarga no habría para qué dorarla; si la píldora bien supiera, no la doraran por defuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*