A caballo regalado no le mires el dentado

A caballo regalado no le mires el dentado es un refrán que alude a la arraigada costumbre de los ganaderos de examinar cuidadosamente la dentadura de las caballerías antes de comprarlas, al objeto de conocer de primera mano la edad del animal y no quedar expuestos a los posibles engaños del vendedor para obtener un mejor precio.

¿Y qué miran?¿qué buscan exactamente? Bueno, si te encuentras en la tesitura de adquirir un caballo puedes conocer su edad a partir de su dentición siguiendo las siguientes pautas:

  • Nacimiento: 2 dientes incisivos temporales
  • Un mes de edad: 4 dientes incisivos temporales y 3 molares temporales a cada lado
  • De los seis a nueve meses: 6 incisivos temporales
  • Al año: 4 molares
  • Al año y medio: 5 molares
  • A los dos años y medio: 2 dientes permanentes sustituyen a 2 temporales
  • A los tres años y medio: 4 dientes incisivos permanentes
  • A los cuatro años: 4 caninos y 6 molares
  • A los cuatro años y medio: 6 incisivos permanentes
  • De los 6 a los 30 años el punto de contacto de los dientes incisivos y el desgaste de su corona indica la edad del animal. Además se puede usar como guía el surco de Galvayne que aparece a los diez años como un pequeño canal en la cima del ángulo del diente, para llegar a la mitad del diente a los quince años y, finalmente, alcanzar la base a los veinte. Entonces comienza a llenarse y a los treinta el surco ha desaparecido. La valoración de ambos factores ha de proporcionar la edad al observador experto.

Pero si es un regalo no hacen falta comprobaciones. El refrán nos indica que hemos de ser corteses y no poner ningún reparo a los obsequios recibidos, cualesquiera que éstos sean.

2 comentarios

  1. Una versión del refrán en cuestión (Y la mas común) es “A caballo regalado no se le mira el colmillo”…

  2. A KamX
    Muchos refranes cuentan con varias versiones que mantienen el mismo sentido y que difieren muy poco entre sí. Otra versión del presente refrán es “A caballo regalado no se le mira el diente”. Según el área geográfica es más común una versión que otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*