Dios da pan al que no tiene dientes

Dios da pan al que no tiene dientes es un refrán que se suele mencionar cuando el dinero o la fortuna recaen sobre personas que no saben disfrutar de ellas.

También cuando se cree que estas personas no sabrán disfrutarlo como sí que sabríamos nosotros, denotando así un punto de envidia.

Existen otras versiones. A saber: Da Dios almendras al que no tiene muelas, Da Dios habas al que no tiene quijadas, Dios da carne al que no tiene dientes, Dios da mocos al que no tiene pañuelo y otras similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*