Se olvida una buena acción y no un buen bofetón

Se olvida una buena acción, y no un buen bofetón; es un refrán que señala que los hechos se graban de diferente manera en nuestra memoria dependiendo de su naturaleza.

Así ocurre que uno se muestra olvidadizo con los favores recibidos y, por contra, no olvida nunca las ofensas, desprecios, burlas y agravios recibidos.

El Refranero quiere advertir a los que creen que una mala acción puede olvidarse con el tiempo: están equivocados.

Refranes similares son: Quien recibe un bien lo escribe en la arena, quien recibe un mal lo graba en la piedra; Quien hace agravios escríbelos en agua, quien los recibe en el corazón los graba; Una buena acción se olvida, una mala nunca en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*