Caerse los anillos

¿Sabías por qué CAERSE LOS ANILLOS es sentirse rebajado o humillado respecto de la propia situación social o jerárquica?

El uso más frecuente de la frase es en sentido negativo: no se me caen los anillos. Así se significa que no nos sentimos humillados o degradados por realizar tareas por debajo de nuestras cualificación o posición.

Desde antiguo los anillos han sido objetos ornamentales de valor y, por ello, han representado el nivel social y el poder de algunos individuos, como es el caso de reyes y jefes religiosos. Muchos de estos anillos fueron utilizados como sellos para dejar la marca del dignatario remitente en documentos lacrados, dando fe de su veracidad.

El pueblo no concebía la idea de que estos altos cargos realizasen tareas domésticas o del campo; para ello deberían antes perder su cargo (representado por sus anillos) o que se les cayesen los anillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés