Rumbo

¿Sabías por qué llamamos RUMBO a la dirección trazada en el plano del horizonte?

Y principalmente cualquiera de las comprendidas en la rosa náutica.

El término es una alteración semántica de rombo, en su referencia a ‘cada una de las 32 direcciones de la rosa náutica’, que representan las 32 porciones en que se consideraba dividido el horizonte y que en la brújula se marcaba generalmente con el mismo número de rombos.

Existía la creencia marinera de que el piloto lograba orientarse y marcar el rumbo gracias a sus conocimientos astrológicos y mágicos, por lo que era adecuado que se sirviese de rombos, considerados signos mágicos propios de brujos y astrólogos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés