Dormir a pierna suelta

¿Sabías por qué decimos DORMIR A PIERNA SUELTA por hacerlo plácidamente?

Por dormir con placidez, cómodamente, sin interrupciones ni preocupaciones y de forma reparadora.

Antiguamente los presos eran encadenados mediante grilletes en los tobillos. Grilletes que se fijaban al suelo o a pesadas bolas de hierro para evitar que escaparan. Estos sistemas se utilizaban por la noche, después de haber realizado los trabajos físicos forzados de la jornada.

Excepcionalmente y como premio por unos trabajos bien realizados, los guardianes podían liberarlos de las cadenas para que así pudiesen dormir sin trabas, de una manera más cómoda. Para que pudiesen dormir a pierna suelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés