Cuento

Aplicarse el cuento

Tener en cuenta la experiencia de otra persona en un asunto para obrar en consecuencia.

A Pepe le han multado por aparcar en la esquina, así que aplícate el cuento.

 

Cuento chino

Historia tan fantasiosa que está cerca del embuste.

Pero ¿qué me estás contando? Eso es un cuento chino.

Ver Ser un cuento chino

 

Cuento de viejas

Historia o leyenda de tradición oral que se cuenta a los niños. Suceso falso y exagerado.

Eso de la aparición de fantasmas es un cuento de viejas.

 

Dejarse de cuentos

Ir directamente a un asunto, proceder sin ambages, prescindir de subterfugios.

Déjate de cuentos y ponte a trabajar.

 

El cuento de la lechera

Ilusión desmedida. Planes o cálculos con ganancias poco probables.

Esas previsiones que haces con el negocio son el cuento de la lechera.

Ver El cuento de la lechera

El cuento de nunca acabar

Situación indeseable que tiende a perpetuarse.

Si no pones fin a esta situación va a ser el cuento de nunca acabar.

Ver Cuentos sin fin
Ver el Cuento de nunca acabar

 

Tener más cuento que Calleja

Abuso de la fantasía, habilidad al presentar excusas.

No le creas nada, tiene más cuento que Calleja.

Ver Tener más cuento que Calleja

 

Tener mucho cuento

Ser exagerado, presuntuoso, dar muchas excusas, con el fin de disfrazar la realidad en su favor.

No me vas a convencer con tus historias, que tienes mucho cuento.

 

Venir a cuento

Ser una cosa oportuna.

Lo que has dicho no viene a cuento.

 

Venirle a alguien con cuentos

Contarle cosas a una persona que no le interesan o no quiere saber.

No me vengas con cuentos que eso no me interesa.

 

Vivir del cuento

Vivir sin trabajar, aprovechándose de los demás. Contándoles excusas para sacarles dinero.

No tiene oficio conocido, vive del cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés