Hoy presentamos: mendocino

Mendocino es un adjetivo, ya en desuso, que se aplica a quien es supersticioso y cree en agüeros.

Con el término se alude a la familia Mendoza, a la que se atribuía el origen de la superstición que considera de mal agüero derramar sal en la mesa.

Al respecto escribía Quevedo: «Si se te derrama el salero y no eres Mendoza, véngate del agüero y cómetele en los manjares. Y si lo eres, levántate sin comer y ayuna el agüero como si fuera santo, que por eso se cumple en ellos el agüero de la sal, pues siempre sucede desgracia, pues lo es no comer».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *