Trapichear

¿Sabías por qué TRAPICHEAR es ingeniarse, buscar trazas, no siempre lícitas, para el logro de algún objetivo?

También comerciar al menudeo.

En tiempos de la colonización española de América, se llamó trapiche ‘molino de aceite’ al pequeño taller familiar, mu común desde el siglo XVI, en el que los indígenas utilizaban pequeños molinos hidráulicos para la manufacturación de materias primas, como minerales o caña de azúcar, por ejemplo.

De la poca entidad de esos negocios y de la actitud de quienes los llevaban, provienen las definicines comentadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés