Enigmas (11)

Los enigmas son un tipo especial de acertijos de difícil solución. Se escudan en el enunciado para plantearnos un problema.

Para resolverlos es recomendable apartarse de la linea de pensamiento lineal que nos lleva a un punto muerto o a un imposible, y buscar soluciones alternativas.

Veamos el primero.

Tenemos dos velas. Cada una dura una hora hasta consumirse por completo. Sabiendo que se pueden encender por los dos lados y contando con la única ayuda de un mechero. ¿Cómo haremos para que esté una vela exactamente 15 minutos prendida?

El segundo.

En un libro de cuentos se habla de una raza de gigantes muy especial, en la que la altura media de estos gigantes es diez metros más que la mitad de su altura. ¿Cuánto miden?

Y el tercero.

Un hombre entra en un campo de naranjos. los tres guardias que cuidan las naranjas le indican que puede entrar y comer todas las naranjas que quiera, pero para salir debe llevar tantas naranjas que al primer guardia le entregue la mitad de las que traiga, mas la mitad de una, pero sin partir ninguna, al segundo, la mitad de las que le queden, mas la mitad de una, pero sin partir ninguna, y al ultimo, la mitad de las que le queden, mas la mitad de una. Y sin haber partido ninguna no le deben de sobrar naranjas. ¿Cuántas naranjas debe llevar para poder cumplir las condiciones de salida?

Las soluciones en la página siguiente

Aquí están las soluciones:
(para revelar la tinta invisible sitúa el cursor tras los puntos suspensivos, pulsa el botón izquierdo del ratón y, sin soltarlo, arrastra el puntero hasta el final del texto)

primero…
Se prende la primera vela de los dos lados y la segunda de un lado sólo. Cuando la primera se haya consumido por completo habrán pasado 30 minutos. Apagamos en ese instante la segunda vela, que irá por la mitad y a la que le quedan 30 minutos. Entonces se prende esa segunda vela por los dos lados y durará prendida exactamente 15 minutos.

segundo…
20 metros.

tercero…
Son 7 naranjas. Al primero le da la mitad que son 3½, mas ½ son 4; le quedan 3. Al segundo le da la mitad de 3 que son 1½, mas ½ son 2; le queda 1. Y al último le da la mitad de las que le quedan que es ½, mas ½ que es una. Y ya no le queda ninguna naranja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés