Oler a chamusquina

¿Sabías por qué OLER A CHAMUSQUINA es albergar sospechas?

Más concretamente albergar sospechas de que algo malo va a ocurrir o de que algo puede terminar mal.

Cuando algo se chamusca, esto es, se quema superficialmente, suele desprender un característico tufillo a quemado. Un olor malo o desagradable.

La expresión hace referencia a las hogueras inquisitoriales, en las que ardían los libros sospechosos de herejías, así como los autores o poseedores de los mismos.

Así, cuando un asunto mostraba visos de terminar de mala manera, se decía que olía a chamusqiuina, aludiendo a un fatal final en el fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés