Ser el parto de los montes

¿Sabías por qué SER EL PARTO DE LOS MONTES se aplica a un suceso insignificante que se prometía más grande?

Es una expresión que se utiliza cuando se espera obtener algo grande e importante y nos encontramos con algo insignificante y ridículo.

Esta frase alude a una de las fábulas de Esopo titulada El monte de parto. Dice así:

“Un monte estaba de parto, profiriendo gemidos espantosos, y había grandísima espectación en la tierra. Mas aquél parió un ratón. Esto fue escrito para ti que, prometiendo grandes cosas, no cumples nada.”

Por ello la expresión se aplica a los que prometen mucho y luego presentan magros resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés