Flechazo

¿Sabías por qué decimos que recibe un FLECHAZO el que se enamora?

Más aún, se dice cuando se enamora de repente.

Ya en la antigua Grecia se describía la llegada del amor como un hachazo, un incendio o un golpe de viento. Pero como a Eros, o a Cupido en Roma, se le representaba con un arco y una aljaba llena de flechas, se acabó por asimilar esa imagen, la del flechazo, a la llegada repentina del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés