De tres al cuarto

¿Sabías por qué algo DE TRES AL CUARTO es algo muy vulgar?

El cuarto era una de las monedas fraccionarias de valor más bajo usadas en España.

Una moneda de cobre española cuyo valor era el de cuatro maravedís de vellón; equivalente, más o menos, a tres céntimos de peseta, menos de unas dos diezmilésimas de euro. Así que si por un cuarto se compraban tres productos… la calidad debía ser ínfima y el producto vulgar a más no poder.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *