Chico

¿Sabías por qué llamamos CHICO al niño o muchacho joven?

También se utiliza como adjetivo con el valor de ‘pequeño’.

Proviene del término griego kikkos y nos llegó a través del latín ciccus. Estas palabras aludían a la ‘membrana que separa los granos de la granada’, esa piel blanquecina que envuelve y separa los granos, que era y es tenida por poca cosa, sin importancia.

En latín existía la expresión ciccum non interduim, con el significado de ‘carecer de importancia para alguien’, algo similar al me importa un bledo o me importa un comino que actualmente se utiliza.

Esa cosa sin importancia se asimiló a lo pequeño y de ahí el actual uso.

Como curiosidad citar que en italiano se llama chicco al ‘grano’, especialmente el de maíz, arroz o uva.

1 comentario

  1. Interesante explicación etimológica, como todas las de este no menos interesante blog. A propósito de la palabra «chico», suelo comentar a veces que, así como en el ámbito de la modalidad castellana del norte peninsular (y otras) se usa el término para referirse a niños o jóvenes, en Andalucía sólo significa «pequeño». Cuando se quiere hablar de niños o jóvenes, se dice «niño», «chaval», «chavea», «muchacho», «mozo», «chiquito» y quizás otros. El oído andaluz percibe como un poco cursi eso de «chico» o «chica» con el significado del norte. Saludos. (He enlazado este blog en el mío)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés