Eufemismos y lenguaje políticamente correcto (5)

Un eufemismo es una palabra o frase que expresa con suavidad o decoro ideas cuya franca expresión se considera malsonante.

Si decimos que es un eufemismo (de separación) el cese temporal de la convivencia matrimonial, anunciado por los duques de Lugo hace ya un tiempo, queda meridianamente claro de qué estamos hablando.

Y ese afán de corrección alcanza todos los campos, eso sí, con mayor o menor fortuna, pues algunos de los eufemismos rozan lo irrisorio, como en el anterior ejemplo.

Veamos a continuación unos ejemplos de eufemismos comúnmente utilizados:

Aborto: interrupción voluntaria del embarazo
Cárcel: establecimiento penitenciario, centro de readaptación social
Crisis económica: desaceleración económica
Despido masivo: reajuste de personal, racionalización de la empresa
Diarrea: problemas gastro-intestinales agudos
Dictadura: gobierno militar
Enfermo: paciente
Espionaje: servicio de inteligencia
Eutanasia: muerte digna
Golpe de estado: pronunciamiento militar
Holgazán: vividor
Ignorante: no poseedor de conocimientos básicos
Impotencia: disfunción eréctil
Ladrón: amigo de lo ajeno
Mano de obra: recursos humanos
Maquilladora: cosmetóloga
Mentir: faltar a la verdad
Muertes civiles: daños colaterales
No soportarse un matrimonio: incompatibilidad de caracteres
País subdesarrollado: país en vías de desarrollo
Pobres: desfavorecidos
Prohibir: desaconsejar
Prostituta: trabajadora sexual, mujer de vida alegre
Recesión: período de ajuste económico
Soborno: tráfico de influencias
Subida de precios: reajuste de precios
Trabajo forzado: servicio a la comunidad
Vendedor: asesor comercial, promotor de ventas, ejecutivo de ventas
Viejo: entrado en años
Vomitar: devolver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*