Parecidos (5)

Dicen que son juegos de niños, pero quizás alguno arranca una sonrisa.

¿En qué se parece un semáforo a una valla?
En que los dos se saltan.

¿En qué se parece una montaña y una mujer?
En que las dos tienen falda.

¿En qué se parece un contable a un collar?
En que los dos llevan cuentas.

¿En qué se parece un ladrón al tren?
En que el ladrón sustrae y el tren «sus lleva».

¿En qué se parece el latín a un bote?
En que los dos son una lata.

¿En qué se parece un dedo a un huevo?
En que los dos tienen yema.

¿En qué se parece una bailarina a un ladrón?
En que los dos caminan de puntillas.

¿En qué se parece el 111 a un médico?
En que los dos empiezan con uno, siguen con uno y terminan con uno.

¿En qué se parece una casa incendiada a otra habitada?
En que en una salen llamas y en la otra llamas y salen.

¿En qué se parece una ballena a un gamberro?
En que la ballena es un animal de mar y el gamberro es la mar de animal.

¿En qué se parece una manzana al tren?
En que la manzana no es pera y el tren tampoco.

¿En qué se parecen las mujeres a las gaseosas?
En que unas son caseras y otras revoltosas.

¿En qué se parecen los niños torpes a los raíles del tren?
En que van para-lelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *