Refranes podados

Muchos refranes se citan de manera incompleta.

Ya sea por economía lingüística, por abreviar o por desconocimiento, muchos de los actuales refranes han perdido su segundo hemistiquio (su segunda mitad).

Hay multitud de ejemplos, de los que se citarán unos cuantos:

Por dinero baila el perro (no por el son que toca el ciego).

En todas partes cuecen habas (y en mi casa a calderadas).

Cada loco con su tema (y cada llaga con su postema).

El buen paño en el arca se vende (mas el malo verse quiere).

Una de cal y otra de arena (y la obra saldrá buena).

Quien tiene boca se equivoca (pero quien tiene seso no dice eso).

3 comentarios

  1. Simplemente sorprendente. Aún no salgo de la impresión. Y es que la mayoría ya parecían completos…

  2. Al último yo lo conocía así: El que tiene boca se equivoca y el que es prudente se calla la boca.

  3. El que tiene boca se equivoca y el que es prudente aprieta los dientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*