Lenguaje ambiguo

Para la total comprensión de esta entrada es necesaria la confección de tu carta astral. Para obtenerla, sitúa el cursor en este punto (*) y teclea tu fecha de nacimiento con seis dígitos (DDMMAA). No te extrañe que no aparezcan escritos, ya que eso es lo correcto.

Ahora sitúa el cursor al final de este párrafo, pulsa el botón izquierdo del ratón y, sin soltarlo, arrastra el puntero hasta el final del texto que aparecerá.

Tu carta astral

Algunas veces eres extrovertido, afable y sociable mientras otras veces eres introvertido, cauto y reservado. Has descubierto que es poco inteligente revelarte a los demás con demasiada honestidad. Prefieres un poco de cambio y variedad, y te produce insatisfacción verte rodeado de restricciones y limitaciones. Disciplinado y controlado por fuera, tiendes a ser aprensivo e inseguro por dentro. Aunque tu personalidad tiene puntos flacos, sueles ser capaz de compensarlos. Tienes muchas capacidades sin aprovechar, que no has convertido aún en ventajas para ti. Tienes tendencia a ser crítico contigo mismo. Tienes una gran necesidad de gustar a los demás y sentirte admirado. Tu potencial intelectual todavía no se ha desarrollado por completo. En ocasiones haces las cosas sin pensar y luego lamentas haber actuado de esa forma, aunque, por lo general, tiendes a sopesar equilibradamente las situaciones. Concedes a la familia cercana una gran importancia. Entre sus miembros destaca tu madre que ha sido una persona muy importante para ti en algún momento de tu vida. El bienestar económico es un tema que te preocupa y aunque gustas de gastar y no privarte de aquello que deseas, eres consciente de que debes limitar tus gastos para no pasar estrecheces. Eres una persona muy cariñosa y afectiva con aquellos que quieres y tienes un trato en general agradable con el resto de la gente. En el terreno sentimental tienes disposición a alternar relaciones cortas con otras más largas y no te será fácil encontrar la estabilidad sentimental que proporciona una relación duradera. Discusiones, problemas domésticos y riñas sentimentales se presentarán de cuando en cuando, pero tienes una gran tendencia a la reconciliación. En lo relativo a la salud debes controlar tu apetito para no aumentar de peso, lo que podría ser determinante para padecer una enfermedad. Algunos problemas intestinales y cierta propensión a sufrir dolores de cabeza son el aspecto más destacable.

Si tuvieras que puntuarla de 1 a 5, otorgando un 1 cuando no existiera ningún parecido con la realidad y un 5 cuando la coincidencia fuera total… ¿qué puntuación le pondrías?

Seguro que tu puntuación no ha sido 1, es más, seguro que ha sido elevada. Y eso es porque el texto está confeccionado a base de generalidades y expresiones ambiguas que cada uno interpreta a su manera.

¿Quién no se comporta de diferente modo según la ocasión? ¿A quién no le gusta la variedad y le disgustan las imposiciones y limitaciones? ¿A quién no le gusta pensar que tiene capacidades e inteligencia aún por desarrollar? ¿Quién no considera importante en su vida a su propia madre? ¿A quién no le gusta gastar y comprarse cosas? ¿Quién no discute alguna vez con la pareja, aunque solamente sea para reconciliarse después? ¿Quién no controla o tendrá que controlar su peso en el futuro? ¿A quién no le duelen la cabeza o las tripas alguna vez?

Esta carta astral única está inspirada en una conocida anécdota protagonizada por J. Randi, un físico norteamericano que, haciéndose pasar por astrólogo, presentó una carta astral personalizada para cada uno de los alumnos del aula, basándose en los datos personales y fechas de nacimiento obtenidas con anterioridad.

Tras dejar un tiempo para que la leyeran, les pidió que puntuaran la exactitud de la carta astral, otorgando un 1 cuando no existiera ningún parecido con la realidad y un 5 cuando la coincidencia fuera total. El resultado arrojó una media de 3,8 (un alto grado), ningún alumno la calificó con un 1 mientras que el 20% la calificó con un 5.

Tras la puntuación, se pidió a los alumnos que intercambiaran su carta con la del compañero o compañera que tuvieran a su lado. Comprobaron que la carta astral era la misma para todos y que sólo difería en los datos personales de cada uno en el encabezado.

¿Cómo era posible que se sintieran identificados con una carta astral que no era la suya? Pues por los mismos motivos que tú, por la ambigüedad de algunas frases y la doble lectura de otras. Y por el empleo de frases que expresan deseos secretos y de frases generalistas que expresan verdades universales. 

Y, para finalizar, tu horóscopo para la próxima semana (no importa qué día leas esto ni qué signo tengas, el lenguaje ambiguo lo puede todo).

Salud: Semana con altibajos aunque las cosas posiblemente mejorarán un poco hacia el fin de semana. Puede que algún familiar tuyo sufra algún contratiempo preocupante con su salud. Evita riesgos innecesarios para no sufrir accidentes.

Dinero: Buen momento para cobrar lo que te deben. Quizá ganes un dinero extra en algún juego de azar. No rechaces ofertas en las que no arriesgas gran cosa y, sobre todo, no te metas en proyectos dudosos. No especules en exceso.

Amor: Todo depende de ti y si lo enfocas de forma adecuada, conseguirás lo que te propongas. Busca el entendimiento fácil en tus relaciones, la sinceridad será esencial. Evita cualquier enfrentamiento con tu pareja para que las cosas funcionen mejor.

 

 

Nota 1: Disculpa el pequeño engaño al inicio de la entrada, pero era necesario para que el texto tuviera un mayor impacto.

Nota 2: El presentado no es el texto original de esa carta astral, se trata de otro texto que nos ha servido para el mismo propósito.

Nota: No se pretende aquí valorar ni cuestionar la validez de ninguna técnica astrológica —léase, carta astral, horóscopo, o lo que sea— tan solo poner de relieve la posibilidad de que el uso de un lenguaje intencionadamente ambiguo, para que se adapte de forma universal a cualquier destinatario, pudiera llevar a engaño a personas confiadas que desconozcan tales mecanismos del lenguaje.

1 Comentario

  1. Logan dice:

    :D

    Me ha encantado. Y yo sí pongo en duda la fiabilidad de los horóscopos, cartas astrales y demás.

Deja tu Comentario