Soneto trisílabo

Colaboración de Eduardo Lozano Juárez

El soneto, con su estructura tipica, ha sido aprovechado para dar cauce a la habilidad y fantasía de quienes gustan de la lengua y sus escondrijos.

Así que alguien (desconozco el autor) se animó a poner en estructura de soneto, pero con versos trisílabos (y no endecasílabos, como es lo propio), la historia de un pajarillo, llamado Canoro, que un buen día escapó del coro de los monjes en donde tenía su jaula. ¿Sería un monje quién escribió lo siguiente? Si hay otra respuesta, me dará gusto conocerla.

Canoro
te alejas
tras rejas
de oro.

Y al coro
le dejas
las quejas
y el lloro.

¡Que vibre
ya libre
tu acento!

¡Tus alas
son galas
del viento!

2 comentarios

  1. Gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés