Ser una perita en dulce

¿Sabías por qué SER UNA PERITA EN DULCE es ser algo deseado?

Una situación ventajosa, un rival débil, un chollo, una ganga, una mujer joven y hermosa… todo ello puede ser calificado de perita en dulce.

Desde antiguo, la pera confitada era considerada la más importante y característica de este tipo de golosinas.

Por el escarchado de azúcar que le confiere un aspecto cristalizado a su piel verde claro y que a algunos se les antoja una joya. Y por su rabillo embadurnado de cera roja que contrasta y llama la atención. La pera en dulce era la reina de las frutas confitadas: un objeto de deseo.

2 comentarios

  1. Es curioso que el sabor dulce se relaciona siempre con lo bueno, lo agradable, lo atractivo, etc., y el sabor agrio con lo repulsivo o desagradable (carácter dulce – carácter avinagrado o agrio, por ejemplo). Aprovecho para felicitarte por este blog tan bueno y tan interesante, imprescindible diría yo.

  2. Que curioso. Me encanta jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*