Meterse en un jardín

laberinto

¿Sabías por qué METERSE EN UN JARDÍN es meterse en un lío?

La expresión se originó en el mundo teatral, aludiendo al lío que que en ocasiones se hace un actor cuando pierde el hilo de su papel, y trata de enmendar su error inventando textos. De tal manera, que puede llegar a poner en un aprieto al resto de actores, enredando aún más la situación.

La frase era popular a finales del siglo XIX y principios del XX, y paulatinamente ha ido cayendo en desuso. De la misma manera que los jardines a los que alude: los laberínticos jardines ingleses, muy de moda en esa época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *