Ser la pera

¿Sabías por qué SER LA PERA se dice de la cosa que es considerada atractiva, sorprendente, de gran utilidad?

También se dice de las circunstancias propicias o especiales y de las personas extraordinarias que destacan en algo. Con esta expresión se denota admiración y reconocimiento y una cierta condición deseable.

La expresión alude a la quinta acepción en el RAE del término pera. Dice así: renta o destino lucrativo o descansado.

Antiguamente se llamaba pera a la renta vitalicia, al puesto de trabajo asegurado y, en general, a la posición aventajada que permitía tener la vida resuelta. Algo realmente atractivo y deseable.

También se utiliza en tono negativo, como de reproche. Y entonces se aplica a aquello que es el colmo o que se pasa de rosca. Dependerá del contexto en el escrito o la entonación en el habla para discernir el significado.

3 comentarios

  1. Pingback: GPS
  2. Pingback: GPS
  3. Ahora entiendo lo de “pollo pera” que se dice a los repipis, a lo hijos de papa, pollo por joven y pera por vida resuelta. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *