Estar a la que salta

¿Sabías por qué decimos ESTAR A LA QUE SALTA para expresar que se está preparado para aprovechar para los fines propios cualquier situación que se presente?

También se dice andar a la que salta.

Según el DRAE es «aprovecharse, para sus fines, de cualquier ocasión que se presenta». Pero la versión del Diccionario de 1791 va más allá, en el sentido de que no se trata solamente de aprovechar lo que de forma espontánea acaece, sino que se está en situación de búsqueda de esa oportunidad. Así podemos leer: «frase que se dice del que anda buscando las ocasiones que le presenta la fortuna o casualidad, ya sea para sustentarse, divertirse o emplearse».

Tal como haría un cazador, con sus cinco sentidos volcados en la cacería, atento al eventual salto de una liebre. De hecho, según José Mª Iribarren, el origen de la expresión alude a la liebre en la cacería.

1 comentario

  1. Creo que esta frase se refiere al estado de alerta en cacerías ( probablemente de liebres), desde un puesto o bien andando por el campo. (Andar a la que salta)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *