Aburrirse como una ostra

¿Sabías por qué aburrirse mucho es ABURRIRSE COMO UNA OSTRA?

¿Es que acaso una ostra se aburre?

Al parecer la expresión tuvo su origen en una errónea interpretación del olvido y el ninguneo que padecía el condenado a ostracismo, creyendo que el vocablo derivaba de ostra. Si condenar al ostracismo suponía el abandono, el arrinconamiento y vivir en soledad en el destierro —como se puede suponer que viven las ostras— se podía deducir el aburrimiento que dominaba la vida de estos desterrados.

Pero el término ostracismo no tiene que ver con ostra, sino que proviene de ostrakon, que era la tejuela en forma de concha en la que se escribía el nombre del condenado a tan peculiar destierro.

4 comentarios

  1. Perdón pero si el ostrakon tenia forma de concha, ¿no sería lógico que siguiera habiendo una relación entre las palabras?

  2. Pingback: GPS
  3. Pingback: GPS
  4. Sí tienes razon pero la palabra de tejuela (ostrakon) tanto como la de ostra (ostreion) provienen de la palabra que significa hueso (osteon). Parecía que para los griegos las tejuelas y las ostras se parecían mucho al hueso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *