Chistes (23)

Sonríe

Hay chistes y chistes. Estos son chistes de lenguaje: ambigüedades, equívocos, juegos de palabras… En definitiva, chistes malos.

Un amigo a otro:

En un bar:
-Te invito a una copa, guapa.
-No puedo, el alcohol me va mal para las piernas.
-¿Se te hinchan?
-No, se me abren.

En el doctor:
-¿Que mi hija tiene un cepillo en los ovarios?
-No, que a su hija se la han cepillado varios.

Dos amigotes:
-Anoche me acosté con una tía buenísima, ¡que piernas, qué pechos, que culo!
-¿Y de cara?
-Ah, eso sí, ¡carísima!

-Doctor, me duele aquí, aquí, aquí, aquí… ¿qué tengo?
-El dedo roto.

Dos amigos que hace tiempo que no se ven.
-¿Y sigues con la misma novia?
-No.
-¡Menos mal, con lo fea que era! ¿Y cómo te deshiciste de ella?
-Nos casamos.

-Cuando Pepe murió dejó todo lo que tenía al orfanato.
-¡Qué bien! ¿Y qué tenía?
-Doce hijos.

En la ferretería:
-¿Tienen martillos?
-No.
-¿Y sierras?
-A las siete y media.

-Me he comprado un reloj nujevo.
-¿Qué marca?
-¡Qué va a marcar! ¡Las horas!

-Hola Juan, ¡qué cambiado estás!
-Hombre, como que no soy Juan.

En la ferretería:
-Deme un enchufe.
-¿Macho o hembra?
-Es igual, no lo quiero para criar.

Dos amigos que hace tiempo que no se ven.
-¿Y qué es de tu vida?
-Pues nada… me casé… tuve trece hijos…
-¿Todos con la misma?
-Sí, pero con diferente mujer.

Dos amigos:
-Ayer discutí con mi mujer.
-¿Y quién dijo la última palabra?
-Yo, como siempre.
-¿Y qué le dijiste? -pregunta sorprendido.
-¡Cómpratelo, cómpratelo!

-¿Este autobús va al Parque de Atracciones?
-Sí.
-Pues que se diviertan.

-Después de veinte años de matrimonio sigo enamorado de la misma mujer.
-¡Qué bonito!
-Ya, pero el día que se entere mi esposa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés