Estar al quite

quite

¿Sabías por qué ESTAR AL QUITE es estar preparado, atento?

Más concretamente es estar preparado, atento y presto a salir en defensa de alguien.

Esta locución es una expresión originada en el mundo taurino, en el que un quite es una suerte que ejecuta un torero, generalmente con el capote, para librar a otro del peligro en que se halla por la acometida del toro.

También existen expresiones similares como ir al quite o salir al quite, ‘acudir rápidamente en auxilio del torero’ o echar un capote, ‘maniobra de distracción y ayuda’ que consiste, literalmente, en echar el capote a la cara del toro para captar su atención.

Así, está al quite el subalterno que está pendiente de las incidencias de la corrida, con el capote presto para acudir en auxilio del diestro si éste fuese menester. Y sale al quite cuando maniobra con celeridad con el capote distrayendo al toro de manera que se eviten mayores males al torero.

La frase se aplica, claro está, fuera de su ámbito de origen, y así se dice que un padre está al quite de su retoño cuando supervisa actividades de cierto riesgo, preparado para acudir en ayuda de su pequeño si es necesario. O que alguien está al quite cuando está especialmente atento y en disposición de intervenir. O que echa un capote aquél que tercia en una conversación o disputa entre otras personas para evitar el conflicto.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *