La ley del silencio

¿Sabías por qué decimos que impera la ley del silencio cuando nadie se atreve a hablar por temor a represalias?

También cuando hay una acuerdo tácito o no entre los miembros de un colectivo para no dar a conocer a extraños algún asunto de competencia interna.

Su origen se encuentra en la omertá o ley del silencio de la Mafia. Estrictamente hablando omertá significa la capacidad de un hombre para comportarse como tal, pero comoquiera que para los sicilianos quedarse callado se consideraba un signo de virilidad, pasó a asimilarse al hecho de mantener el silencio acerca de los asuntos de la «familia».

Este comportamiento se hizo famoso en los USA —y de ahí al resto del mundo a través del cine negro— a raíz del comportamiento de los gángsters desde la década de los 30 hasta la de los 60, tiempo en que se estima que alrededor de 5.000 mafiosos fueron fieles a este principio y prefirieron cumplir íntegramente sus condenas a  colaborar con las autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *