Hoy presentamos: brevipenne

Y, bueno. Como ya es habitual en esta sección, no es lo que a primera vista parece.

No alude el palabro en cuestión al exiguo tamaño de un hipotético genital masculino, no. Es un adjetivo aplicable a las aves corredoras.

Proviene del latín brevis, ‘breve’, y penna, ‘pluma’ y se aplica a las aves corredoras, y en clasificaciones en desuso se aplica a la família de tales aves.

Tan en desuso se encuentra, que en el avance a la vigésima tercera edición del D.R.A.E. se lee:

ORTOGR. En f. pl., escr. con may. inicial c. taxón en desuso. Las Brevipennes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *