Equívoco (3)

Colaboración de Aleix

En cierta ocasión en un programa de entrevistas de la televisión argentina se entrevistaba a las esposas de diversos deportistas argentinos. Un futbolista, un tenista, un golfista… Se les preguntó si realizaban algún ritual para dar suerte a sus maridos cuando habían de competir. Una se encomendaba a un santo, otra se ponía una prenda determinada, y la esposa del golfista dijo: «Pues yo, a mi marido, antes de una competición siempre le beso las pelotas».

Se hizo un incómodo silencio.

Fin de la colaboración

Qué mal pensados ¿no? Es curioso como ante dos alternativas en un caso de ambigüedad la que primero suele acudir a la mente es la errónea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *