Ser el chivo expiatorio

chivo

¿Sabías por qué SER EL CHIVO EXPIATORIO es ser la persona que carga con todas las culpas?

También al que se le imputan todas las desgracias que los demás sufren.

La expresión proviene de una antigua costumbre judía practicada en la fiesta de la Expiación (Lev 16,5-10.20-22). El sumo sacerdote extendía las manos sobre la cabeza de un macho cabrío, depositando sobre él todos los pecados y maldades del pueblo de Israel.

Este macho cabrío —que recibía el nombre de Azazel, ‘enviado, emisario’ en hebreo— era conducido al desierto y abandonado a su suerte.

2 comentarios

  1. Solo comentar que el chivo que se dejaba en el desierto no se denominaba Azazel, si no que Azazel era un demonio. Los israelitas entregaban 2 chivos a Aaron, uno era para Dios y otro para Azazel. Este último representaba los pecados y asi dejandolo en el desierto expiaban los mismos. Hay una pelicula en la sale este demonio. Se titula «Fallen» y esta protagonizada por Denzel Washington.

    Un saludo.

  2. También cabría agregar que se usaba un cordero o un chivo específicamente para expiar los pecados, pero éste se sacrificaba, tal como se señala en el Pentateuco. Los sacrificios eran por ofrenda y por perdón, no me parece haber leído que el chivo iba al desierto, sino que era ofrecido en holocausto. Definitivamente el origen es Hebreo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *