Saber dónde le aprieta el zapato

A Cenicienta no le apretaba el zapato¿Sabías por qué SABER DÓNDE LE APRIETA EL ZAPATO a uno es tanto como decir que sólo el que vive una circunstancia determinada está capacitado para juzgarla?

Solamente el que protagoniza una situación, cuenta con los elementos de juicio suficientes paa valorarla en lo que a él concierne.

En Vidas paralelas de Plutarco (siglo I), se cuenta que Paulo Emilio era un patricio romano que tenía una esposa, joven, rica y hermosa, y a pesar de ello la repudió. Sus amigos se escandalizaron con tal acción carente de sentido y le afearon su proceder. Preguntado el patricio por la razón de sus actos, éste se descalzó de un zapato y mostrándoselo a sus amigos dijo: “¿Habéis visto alguna vez un zapato mejor hecho y más trabajado y elegante que éste? Pues yo, y sólo yo sé dónde me aprieta.”

La expresión caló en el lenguaje y pasó a ser utilizada como réplica cuando se acusa a alguien de obrar con ligereza e insensatez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *