Hoy presentamos: tranquil, tranquilar

No, no se trata de tranquilo y tranquilizar, sino de tranquil y tranquilar.

Tranquil es, en arquitectura, una línea vertical.

Y tranquilar es señalar con dos rayas cada una de las partidas de cargo y data de un libro de comercio, hasta donde iguala la cuenta. Una acción que posiblemente hayamos hecho más de una vez, y con seguridad aquellos que hayan cursado estudios de contabilidad o comercio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *