El síndrome de Estocolmo

¿Sabías por qué se llama SÍNDROME DE ESTOCOLMO un curioso efecto de empatización e identificación que, en ocasiones, se da entre el secuestrado y su secuestrador?

En el mes de agosto de 1973, Janne Olsson tomó como rehenes a cuantos se hallaban dentro de una entidad bancaria de la capital sueca que pretendía atracar. El buen comportamiento de su cómplice Clark Olofsson con estas personas hizo que los rehenes abogaran por él una vez liberados.

A medida que se producían más casos similares, se fue tejiendo un teoría psico-sociológica a la que se denominó síndrome de Estocolmo en recuerdo del primer caso estudiado.

El término se popularizó rápidamente a raíz de lo ocurrido en el secuestro de Patricia Hearst llevado a cabo por el Ejército Simbiótico de liberación. La rica heredera llegó a convertirse en miembro activo del citado grupo terrorista hasta que fue detenida.

2 comentarios

  1. Pingback: meneame.net
  2. es increíble que una persona pueda empatizar con su secuestrador; excepto que sea un perro o una suegra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados que pueden ser de tu interés