Hacer la pelota

Pelota¿Sabías por qué HACER LA PELOTA a alguien es adularlo para conseguir algún beneficio?

El el Diccionario de Autoridades se puede leer: “Vulgarmente se da este nombre de pelota a la mujer pública”.

Así, pelota era el apelativo que recibía la querida del pelote o rufián, el chulo que la explotaba y vivía de ella.

Antiguamente se decía hacer como la pelota, significando que alguien imitaba el comportamiento de ésta, en el sentido de que la mujer pública finge amor a quien le paga. Simulando cariño, lisonjeando y adulando para contentar al cliente y obtener mayores beneficios.

Actualmente se dice hacer la pelota como una forma abreviada de la expresión por haberse perdido el sentido original del término, pero se sigue aplicando a aquél que finge admiración por una persona de rango superior y es todo halago y adulación para hallar favor o ser tenido en más estima.

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*