Textos asimétricos (2)

Se trata de unos textos, que pueden ser en verso o en prosa, que tienen diferente significado —a menudo el contrario— si se leen de la forma habitual y después se leen, renglón a renglón, del final al principio. Ahí van un par de ejemplos: 

En este caso no cambia su significado. 

Inténtelo quien lo intente.
Hasta que el golpe esté dado
De lo que se haya tratado
Nada se sabrá, es patente.
En esta ocasión presente
Mucho se ve disponer;
Penetrar lo que ha de ser
En lo posible no cabe.
Quien más calla, éste lo sabe:
Todos hablan sin saber. 
 
En este caso el significado es el contrario. 

Te adoro con frenesí.
Y di que miento si digo:
Solamente soy tu amigo
Cual lo eres tú para mí.
No quiero chanzas aquí
Con mi ternura y afán;
El temor del qué dirán
No pone valla a mi amor
Si dicen que con ardor
Mintiendo mis labios van. 

2 comentarios

  1. Buenas tardes,

    A mi me encantó estos poemas, y quisiera saber como puedo aprender, o empezar a escribir textos, poesías asimétricas, que tengan su significado leyendo arriba a abajo, o abajo a arriba.
    Muchas gracias,

    Brik Ángel

  2. a Brian Ángel

    Desconozco dónde se puede aprender. Lo concibo como un acto de ingenio y paciencia. Podrías empezar por algo parecido a los tres primeros versos del segundo poema. El segundo verso plantea una cuestión o tema y el primero da una versión contraria al tercero. Si vas añadiendo versos por arriba o por abajo que mantengan coherencia con ambos sentidos de lectura ya tendrás una gran parte del trabajo hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *