Pareados

Entre las frases hechas o locuciones hay un gran número que constan de un pareado. A menudo es la primera parte la que condensa el significado y la segunda simplemente rima, pero también es común que ambas partes participen en el significado de la frase.

A continuación unas cuantas frases a modo de ejemplo.

A troche y moche.
De forma incontrolada, sin sentido ni medida.
Trochar es ‘cortar ramas’ y mochar es ‘quitar la parte superior a algo’. Trochemoche es, pues, una tala incontrolada.

Ir de la ceca a la Meca.
Ir de un sitio a otro sin parar y sin orden aparente.
Ceca es una casa de moneda y la Meca es el centro de peregrinación musulmán. Alude a la transición entre lo material y lo espiritual.

Mondo y lirondo.
Se dice de aquello que no tiene pelo o que se ha desprovisto de su funda o piel, es decir, que está mondado.
Lo de lirondo es simple rima.

A tontas y a locas.
Sin reflexionar.
Aquí ambas partes contribuyen al significado.

De tomo y lomo.
Muy grande.
Se usa para ensalzar cualidades, tan notorias que son de libro (tomo) que además ha de ser de gran tamaño (lomo) para contenerlas.

Sin decir oxte ni moxte.
Sin decir una palabra.
Posiblemente oxte sea una derivación del verbo oxear, ‘ojear, espantar la caza’, y que moxte sea una simple rima.

Sin ton ni son.
Sin tener ningún motivo.
Ton y son son abreviaturas de tono y sonido y la frase parece referirse a aquellos que cantan sin que el canto tenga que ver con la música que acompaña.

Contante y sonante.
Suele referirse al dinero.
Nada de letras o cheques, dinero que se pueda contar y que suene.

Sin decir tus ni mus.
Sin decir absolutamente nada.
Tus es una voz que, repetida, se usa para llamar a los perros, y mus puede referirse al mugido de una vaca (sin decir ni mu) o bien es una simple rima.

Por fas o por nefas.
Por una causa u otra.
Son apócopes de fastos y nefastos y alude a una antigua distinción entre los días que realizaban los romanos.

Estar a las duras y a las maduras.
En lo bueno y en lo malo.
Ambas partes hacen referencia el estado de la fruta y ambas participan en el significado de la frase.

El oro y el moro.
Quererlo todo.
Ambas partes tienen significado, pues la frase hace referencia al precio de un rescate fijado para la libertad de un prisionero.

No tener ni arte ni parte.
No estar implicado ni directa ni indirectamente en un asunto.
Arte parece hacer referencia a algo inmaterial y parte a lo material.

Por activa o por pasiva.
De todos modos, se intente hacer o no algo para impedirlo.
Ambas partes también con significado.

Colaboración de Evaristo Laguna

Al respecto de «a troche y moche». Trochar no es cortar ramas. El verbo «trochar» lamentablemente no está recogido en el DRAE, de estarlo su significado debería ser algo así: «Andar o atajar por las trochas» que es el significado que he oído en algunos pueblos de Andalucía. Las «trochas» son veredas abiertas en la maleza, generalmente por el ganado. «Trochemoche», según el DRAE, viene de: trocear y mochar.

Fin de la colaboración

A la luz de esta puntualización, podemos concretar mejor el significado de la expresión: trochar, más que cortar ramas simplemente, cobra ahora el significado más amplio de romper, quebrar, chafar, trocear de cualquier manera no tan solo ramas, sino arbustos, maleza. Y, eso sí, de manera incontrolada.

Publicado el 8 de abril de 2001
Ampliado el 5 de julio de 2002

1 comentario

  1. Hola,está bien la página pero debería haber rimas pareadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *