Versos macarrónicos

¿Sabías por qué llamamos VERSOS MACARRÓNICOS a aquellos que mezclan palabras latinas con otras de una lengua vulgar?

El calificativo proviene de maccarronea, del italiano maccheronea, y se dice del latín muy defectuoso y del lenguaje vulgar que peca gravemente contra las leyes de la gramático o el buen gusto.

En ellos a las palabras de lengua vulgar se les da terminación latina, sujetándolas además, por lo menos en apariencia, a las leyes de la prosodia clásica.

El latín macarrónico procede de la Edad Media, y se considera creador de este género a Tifo Odasi, de Padua, que compuso en 1490 Carmen Macaronicum de Patavinis.

Acerca del origen de maccarronea, Sebastián de Covarrubias dice en su Tesoro de la lengua castellana: «Presúmese haber traído origen de la isla Macaros, por otro nombre dicho Creta, a la cual concurrían diversas naciones; y pudo ser esta ocasión de confundir el lenguaje».

1 comentario

  1. Ejemplo de lenguaje macarrónico:

    Historia domini Quijoti Manchegui, traductam in latinem macarrónicum per Ignatium Calvum (curam misae et ollae). Madrid, 1905

    Capítulum primerum
    In isto capítulo tratatur de qua casta pajarorum erat dóminus Quijotus et de cosis in quibus matabat tempus.

    In uno lugare manchego, pro cujus nómine non volo calentare cascos, vivebat facit paucum tempus, quidam fidalgus de his qui habent lanzam in astillerum, adargam antiquam, rocinum flacum et perrum galgum, qui currebat sicut ánima quae llevatur a diábolo. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *