¡Cómo está el patio!

¿Sabías por qué decimos ¡CÓMO ESTÁ EL PATIO! para expresar una aglomeración de personas?

Ir a ver cómo está el patio, ¡Hay que ver cómo está el patio! o simplemente ¡Cómo está el patio!, son expresiones que indican la intención de examinar e indagar el aspecto de una situación concreta -en el primer caso- o bien de constatar lo excepcional de la situación, en los siguientes.

Las exclamaciones aluden a un suceso extraordinario, al bullicio, al lío, a la locura, a los desmanes, a las situaciones impropias o inusuales. Se dice ve a ver cómo está el patio cuando se envía a alguien a comprobar que, por ejemplo, el grupo de niños que quedaron en el salón se están comportando correctamente y no reina el desorden. Y ¡cómo está el patio! cuando se comprueba que efectivamente reina el desorden y la bulla. También se dice cuando se observa una reacción desmesurada contra una opinión o un castigo excesivo contra una acción.

Hay quien dice que la expresión tiene su origen en los patios de vecindad, rebosantes de vida y en donde reinaba el bullicio. Pero los más coinciden en que el patio al que se refieren las expresiones es el patio de comedias. Antiguamente las representaciones teatrales se llevaban a cabo en estos corrales o patios, porque eran recintos cerrados de casas, con galerías y al aire libre.

Antes de iniciar la representación, los actores y empresarios solían observar por un agujero en el telón la cantidad de público y cuál era su actitud. Si éste causaba alboroto es posible que exclamaran: ¡Cómo está el patio!

1 comentario

  1. Pingback: Así está el patio | Crisol de español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *