Piropos (3)

piropo

Los piropos no son más que frases, más o menos encendidas, que comúnmente alaban públicamente la belleza de una mujer.

Son más o menos políticamente correctos dependiendo del lugar y la época. Los hay galantes, curiosos, graciosos y hasta groseros. Que cada cuál los clasifique según su criterio.

Lo que los une a todos es que juegan con el lenguaje para condensar mucho significado en muy pocas palabras.

Algunos ejemplos:

Con ganado de esta clase cualquiera se hace pastor.

Me gustaría ser caramelo para deshacerme en tu boca.

Dime cómo te llamas, que así le pondré nombre a mis sueños.

¡Flaca! ¡Tírame un hueso!

¡Quién fuera bizco para verte dos veces!

¡Quién fuera tu secador del pelo! Para que me agarrases todos los días por el mango.

Si la belleza pagase impuestos, estarías arruinada.

¡Dónde venderán los números para ganar este premio!

¿Empezó la primavera? Acabo de ver la primera flor.

Dime tu nombre, que te pido para Reyes.

¿Qué haces aquí tan temprano? ¿No sabes que las estrellas sólo salen de noche?

Quisiera ser gato para pasar siete vidas a tu lado.

Si la belleza fuera un instante, tú serías la eternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *