Taglines (3)

Podríamos definir el tagline o tag como una frase generalmente corta que no contiene la sabiduría popular (como un refrán), ni tiene un formulador ilustre (como una cita), ni pretende ser una regla (como un aforismo), ni encierra doctrina o moralidad (como una sentencia). Simplemente es una frase que concentra un significado de forma más o menos original, ingeniosa, cómica o curiosa.

Es parecido a un slogan publicitario pero sin la finalidad comercial de éste. Y suelen ser se autoría desconocida.

Fueron muy utilizados como “coletilla” a los mensajes de correo previos a Internet, cuando éstos se intercambiaban en las BBS (Butlletin Board Systems) y en las “redes” que entre éstos se establecían.

En algunos foros y algunos nostálgicos siguen utilizándolos, pero su uso se ha diluido ante las numerosísimas nuevas incorporaciones al ciberespacio.

Ahí van unos cuantos ejemplos:

El que trabaja es porque no sirve para otra cosa.

Los pobres pueden ser sinceros, pero es difícil imaginar a los ricos sin ceros.

Lo bueno del trabajo en equipo es que permite echarle la culpa a otro.

A las cuatro de la mañana nunca se sabe si se es demasiado tarde o demasiado temprano.

Las canas ya no se respetan. Se tiñen.

Si a la primera no lo haces bien, lo tuyo no es el paracaidismo.

La pereza es la madre de todos los vicios, y como a la madre hay que respetarla.

El diplomático es un sujeto que piensa dos veces antes de no decir nada.

Una boda es una tragedia en dos actos: civil y religioso.

Un jurado es un grupo escogido para decidir quien tiene el mejor abogado.

El güisqui es el mejor amigo del hombre; es como un perro embotellado.

El dinero no lo es todo en la vida, los cheques también dan la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*