Piropos

Piropo

Los piropos no son más que frases, más o menos encendidas, que alaban públicamente la belleza de una mujer.

Son más o menos políticamente correctos dependiendo del lugar y la época. Los hay galantes, curiosos, graciosos y hasta groseros. Que cada cuál los clasifique según su criterio.

Lo que los une a todos es que juegan con el lenguaje para condensar mucho significado en muy pocas palabras.

Algunos ejemplos:

Si tu cuerpo fuera una pera, me comería hasta el rabo.

Ojalá mi equipo tuviese tu delantera.

Mi amor, me faltan dientes para tanta carne.

Si así es el infierno… ¡que me lleve el Diablo!

Debo estar soñando, guapa. ¡Que alguien me despierte!

Morir ya no me asusta: he visto el Paraíso.

Todas las demás mujeres son fotocopias. ¡Acabo de ver la original!

¡Goooorda! Si te tiras un pedo en un gallinero nos disfrazas a todos de indios.

Si Adán por Eva se comió una manzana, yo por ti me comería una frutería.

¡Vaya popa para un barco!

Te iba a comer con ropa y todo aunque pasara un mes cagando trapos.

Quién fuera catarro para agarrarse a tu pecho y no soltarse.

Ay mamita… si así de verde estás buena… ¡Cómo estarás cuando madures!

1 comentario

  1. Mamacita!. con ese culo te invito a cagar a mi casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *