Quedarse con la copla

Copla¿Sabías por qué QUEDARSE CON LA COPLA es entender lo que se explica, comprender perfectamente un asunto?

También aprender de los errores.

La copla es una composición poética de arte menor, de cuatro versos y utilizada en la música popular. Por extensión se llamaron también así otras formas poéticas breves relacionadas con la música tradicional, como las seguidillas o los romancillos.

Es propio de las coplas el carácter satírico y burlón, y su uso para reprender o afear alguna conducta reprochable. Con ellas, la mala acción corre de boca en boca para vergüenza del satirizado.

Los textos suelen aludir veladamente a la identidad de la persona objeto de la copla, puesto que así resultan más ingeniosos; aunque todos —todos los que se quedan con la copla— saben a quién se refiere.

En la misma línea Echar coplas a alguien es hablar mal de él, y Andar en coplas es estar sometido a escarnio público, por lo que bien hará este individuo en quedarse con la copla y aprender de su error para no volverlo a cometer y no aparecer en nuevas coplas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *