A otra cosa, mariposa

¿Sabías por qué decimos A OTRA COSA, MARIPOSA, para expresar que se cambia de tarea o asunto?

Tanto cuando se ha acabado una tarea y se inicia otra, como cuando se abandona un asunto que se da por imposible, como cuando el cambio es por puro capricho.

Hace referencia a una de las funciones de los insectos —entre los que se encuentra la mariposa— como es la fecundación de algunas plantas.

Es su continuo revoloteo entre flores libando néctar, transportan el polen de una planta a otra facilitando su reproducción.

Podría haber sido escogido cualquier insecto para la expresión, pero su belleza la ha hecho la candidata perfecta. Amén de ser considerada símbolo de fugacidad, por su corta vida; y también de frivolidad, por lo errático y caprichoso de su vuelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *