¿Quién lo dijo? (4)

Frases de lo más corriente que cobran un significado especial según quien las pronuncie.

No hay mal que por bien no venga. (Un enterrador)
Soy adicta el caballo. (Una yegua)
No por mucho madrugar amanece más temprano. (Un esquimal)
La impotencia me la trae floja. (Un impotente)
¿Y quién se va a enterar, tonto? (Mónica Lewinsky)
Antes son los dientes que los parientes. (Un dentista)
Cada oveja con su pareja. (La oveja Dolly)
Mi novio es una bestia. (La Bella)
Come y bebe que la vida es breve. (Un espermatozoide)
A lo hecho, pecho. (Dolly Parton)
Lo que mata es la humedad. (Un ahogado)
Estoy cansada de coser botones. (La madre de Superman)
Ojo por ojo… jejenta y guatro. (Un gangoso)
¿Te hecho una mano? (La Venus de Milo)
Ya nada me importa. (Juan Sebastián !Bah!)
Si te duele te la saco. (Un dentista)
Me encuentro solo. (El Llanero solitario)
¡Devuélvanme mi capa! (El ozono)
Los universitarios no tienen buenas facultades. (El ministro de educación)
El dinero no es lo más importante. (Un millonario)
Tengo muchos problemas. (Un libro de matemáticas)
To do is to be… To be is to do… To be do be do… (Descartes, Platón y Sinatra)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *