Criptografía (2)

Criptografía

Si bien no es un juego de palabras en el sentido que damos a la expresión, no hay duda de que se juega con las palabras, se las retuerce, cifra y transforma para lograr ocultar un mensaje. Es el arte de escribir con una clave secreta o de un modo enigmático, utilizando diferentes métodos que podemos agrupar en dos:

  1. cifrado de código: En el que una sola palabra puede reemplazar a una frase completa. Este método requiere de un voluminoso diccionario para interpretar el mensaje.
  2. cifrado de claves: En el que cada una de las letras es sustituida por otra o por signo o número de acuerdo a una determinada secuencia conocida por el receptor. Hay varias claves, algunas de las cuales son:  
  • clave de ocultación: Las letras del mensaje se ocultan o se disfrazan. (por ejemplo, algunas vocales se eliminan y algunas consonantes se intercambian con otras).
  • clave de transposición: Las letras del mensaje se reordenan según una pauta convenida. (por ejemplo, SOMADEUQ LE SENREIV, por «quedamos el viernes»).
  •  clave de substitución: Las letras del mensaje se reemplazan por símbolos. (por ejemplo @+%&, por «stop», donde @=S, +=T, %=O, &=P).
  •  clave de parrilla: El mensaje se dispersa en un párrafo escrito, como una sopa de letras, y solamente se hace visible cuando se coloca sobre el una parrilla perforada que permite ver sólo algunas letras.
  • Por supuesto que se trata de una introducción muy simplista y el tema se puede complicar mucho y tan solo citaré algunas claves clásicas:

    – Cuadro de Virgenère: Rectángulo de 729 letras encuadradas superior y lateralmente por dos alfabetos. El cifrado se iniciaba buscando la intersección de la pirmera letra del mensaje con la primera letra de una determinada palabra clave, repitiendo el proceso para cada letra, la segunda con la segunda, la tercera con la tercera… y cuando se acababan las letras de la palabra clave se retornaba a la primera.

    – Clave de Gronsfeld: Igual que el anterior, pero sustituyendo un alfabeto por las cifras del 0 al 9. En este caso se sustituye la palabra clave por un número clave.

    – Clave Playfair: Es un método sencillo pero eficaz, que consiste en formar un cuadro de cinco letras de lado con 25 letras del alfabeto (sin la K ni la w, por ejemplo). Se escoge una palabra clave que no tenga letras repetidas y se completa el cuadro con la restantes letras en orden alfabético. Supongamos que la palabra clave sea masculino; el cuadro quedaría así:

    M A S C U
    L  I N O B
    D E F G H
    J  Ñ P Q R
    T V X  Y Z

    Para cifrar el texto hay que dividirlo en grupos de dos letras y seguir la siguiente regla:

  • si ambas letras están en la misma fila, se sustituyen por las que están a la derecha. Si está al final de la línea se sustituye por la primera.
  • si ambas letras están en la misma columna se sustituyen por las inferiores. Si está al final de la columna se sustituye por la primera.
  • en otro caso se sustituyen por las letras de los angulos opuestos al rectángulo que forman, línea a línea.
  • Veamos un ejemplo:

    MÁGICO

    MA en la misma fila se sustituye por AS, GI que no comparte fila ni columna se sustituye por EO (el rectángulo formado es IOEG, por línea a la G le corresponde la E) y CO es sustituida por OG; así, la palabra cifrada sería ASEOOG.

    Para descifrar se sustituye a la izquerda y hacia arriba, invirtiendo el proceso.

    Probemos a descifrar el siguiente mensaje con la misma palabra clave:

    FAVD ADFNMÑF II GM FNEOANI EF EFCUNEÑUP, UMIMHNC.

    ¿Y la siguiente con la palabra clave hipotecas?

    CBPB PBREHCÑ MCBZDPB UHV JSATF.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *